Logotipo Diario Zona Sur                            Publicidad Diario Zona Sur
     

 
Coatzacoalcos, Veracruz. 20 de Septiembre de 2017.

Guillermo Gutierrez Arias.
Desde el Sur

Abreu revela en video, quien le autorizó




Por Guillermo Gutiérrez Arias

Minatitlán, Ver.- En la vida política de una entidad, no ocurre nada, sino es con el visto bueno del gobernante en turno. Principalmente cuando se trata de una actividad de sus colaboradores, militantes del mismo partido político y funcionarios de la administración.

En el escándalo del YUNETE que alcanzó dimensiones nacionales y rebasó las fronteras de nuestro país por la entrega de despensas lucrando con la desgracia de las familias que se vieron afectadas primero por el temblor y luego el huracán Katia, irá lógico que el gobernador de Veracruz no tuvieran conocimiento.

Tres cercanos colaboradores y funcionarios estatales como Rafael de Jesús Abreu Ponce, Director de la CAEV en Coatzacoalcos; Ricardo Cabrera Ferez, Delegado de Patrimonio del Estado en ésta ciudad y Mauro Sánchez Pola, Rector de la Universidad Tecnológica del Sureste en Nanchital, no actuaron solos, utilizando el membrete de YUNETE, los colores oficiales del PAN y podría ser que hasta recursos oficiales.

De acuerdo a un vídeo que circula ya en las redes sociales a los 2 minutos 26 segundos, se escucha claramente cuando se expresa "atendiendo instrucciones del gobernador".

El mandatario veracruzano cesó a los tres antes mencionados y declaró que no tenía conocimiento de la entrega de los apoyos a los afectados por los fenómenos naturales, sin embargo, con éste vídeo "pone en entredicho su palabra".

Y cuando un gobernador ya no le cree la gente, ni sus mismos colaboradores, por tantas mentiras, terminan mal las cosas. Para ejemplo, lo que ocurrió en los 12 últimos años en Veracruz y sigue ocurriendo con el Gobierno del Cambio PAN-PRD.

Por ejemplo, lo que tanto criticaron del Partido Revolucionario Institucional de que las oficinas de la CAEV eran las cajas chicas para financiar actos políticos y agencias de colocaciones para familiares, amigos y amigas "especiales", lo siguen haciendo los Panistas-Perredistas.

Desde las diferentes dependencias donde hay funcionarios estatales se está operando abierta y descaradamente para el proyecto político de los YUNES.

Tan criticar, para caer en lo mismo. Los mismos vicios, pero ejecutados más burdamente y de manera descarada.

Volviendo al caso escandaloso del YUNETE, el INE y el OPLE, la fiscalía deben de investigar el presunto delito electoral y llevar a la cárcel a los responsables intelectuales y materiales de promoverse políticamente con la entrega de despensas utilizando el dolor humano de las familias en desgracia.


Violencia "aterroriza" a veracruzanos


La violencia y la inseguridad que se vive en Veracruz, en Minatitlán y Cosoleacaque, ha sembrado el pánico entre la sociedad.

Ojalá y los grupos delincuenciales pudieran arreglar sus diferencias entre ellos se provocar los daños colaterales a los veracruzanos.

Esta violencia ha provocado la huida de miles de familias a otras entidades, presuntamente un poco más tranquilas.

La limpia a no como le llaman los grupos delincuenciales, debe de ser sin causar el pánico entre la gente que no tiene nada que ver.

Que hagan realidad sus mensajes de que no se van a meter con la gente trabajadora, los estudiantes, las amas de casa y otros, que a través de un trabajo honesto se ganan la vida.

Los procedimientos de los crímenes sanguinarios causan mayor miedo en la sociedad, no solamente en los que andan en malos pasos.

Deben de cuidar las formas para no causar el pánico y el miedo en los veracruzanos.

No se debe de traumar a una sociedad lastimada y herida de muerte por la miseria en que la mantienen los políticos saqueadores, que han provocado la miseria y la marginación en Veracruz.

Los grupos delincuenciales son inteligentes. No deben de seguir dañando más a la sociedad.

Sabemos de antemano que las autoridades e instituciones por las razones que sean, han sido rebasadas y no pueden terminar con el problema.


Publicado por Guillermo Gutierrez Arias